Una tarde de junio de 2015 un par de amigos – un gallego y un vasco - quedamos a tomar un café en un local en Madrid y nos damos cuenta de todo lo bueno que gira en torno a ese café: conversaciones, reencuentros, imaginación, decisiones, distintos momentos que construyen cada una de nuestras experiencias. 

¿Y si pudiéramos utilizar momentos como este para hacer algo grande? Para romper la inercia y despertar en la gente consciencia sobre un consumo responsable que cuide de nuestro mundo mientras disfrutan de un gran café.

Así surge nuestra empresa, alrededor de un momento que se repite a diario y varias veces, alrededor de valorar esos momentos en los que sin mucho esfuerzo podemos hacer algo por el planeta y por los demás, alrededor de todo lo que nos pone Debuencafé. Nuestras madres dicen que somos gente sencilla simpática y nosotros añadimos, con valores, gente que hemos creado una empresa que se muere de ganas de aportar junto a ti algo de optimismo e ilusión al mundo. 

Aitor Guerra y Miguel Munilla - Socios cofundadores de Debuencafé

Así surge nuestra empresa, alrededor de un momento que se repite a diario y varias veces, alrededor de valorar esos momentos en los que sin mucho esfuerzo podemos hacer algo por el planeta y por los demás, alrededor de todo lo que nos pone Debuencafé. Nuestras madres dicen que somos gente sencilla simpática y nosotros añadimos, con valores, gente que hemos creado una empresa que se muere de ganas de aportar junto a ti algo de optimismo e ilusión al mundo. 

Nos enorgullece y presumimos de ser una empresa de triple impacto:

  • Impacto ambiental: con un producto sostenible que no genera residuos y que busca un consumo responsable.
  • Impacto social: Apoyando iniciativas de ayuda y empleo a colectivos en riesgo de exclusión social. 
  • Impaco económico- local: nuestros proveedores son de aquí con lo que fomentamos la economía circular en España. 

Promovemos Momentos Debuencafé, aquellos capaces de despertar una sonrisa enorme en un día nublado... Que te salude un niño desde la ventanilla del coche de al lado, la gente que saca lo mejor de sí misma en situaciones difíciles, irte de viaje con tus amigos a cualquier sitio porque sí, bailar como si nadie te estuviera mirando, pasarnos toda la tarde de "peli, sofá y mantita"... ¿suena bien verdad?Ahora disfruta del mejor café ecológico mientras cuidas el medio ambiente, apuestas por un futuro sostenible y colaboras en distintos proyectos sociales. 

Porque ya hay muchas cosas en la vida que nos ponen de mala leche, nosotros queremos ponerte Debuencafé.